Cristian Vargas
Escrito por Cristian Vargas el 01 abril, 2021

¿Qué es SASE y por qué está en boca de todo el mundo?

En las últimas semanas, los cambios se han venido acelerando a una velocidad que está impactando la forma en la concebimos nuestro mundo. Al mismo tiempo, nuevas necesidades están apareciendo y en un mundo hiperconectado como el actual, la forma en la que trabajamos e interactuamos con la información ha comenzado a evolucionar, y con ellas las herramientas que usamos.

Nuestras necesidades están cambiando y ahora requerimos de inmediatez y sencillez para conectarnos de forma segura. Ante el auge que se espera tener del teletrabajo, ya no es suficiente tener un concentrador VPN, este es poco flexible y puede llegar a deteriorar la calidad de aplicaciones al agregar latencia en nuestras comunicaciones.

También requerimos garantizar la calidad de los servicios. La información ya no yace en los servidores físicos en un datacenter, sino que cada vez más es enviada a infraestructuras públicas compartidas, la manera en la que las aplicaciones empresariales se están consumiendo se asemeja cada vez más a una navegación típica web.

Pero ¿Cómo logro proteger algo que está en una infraestructura que no es la mía? ¿Cómo logro garantizar conectividad segura a mis empleados sin provocar cuellos de botella? ¿Cómo tener visibilidad y control de los datos si estos rara vez pasan por mis equipos de premisa? ¿Puedo tener una solución que me permita tener todo esto?

 

 

Hace unos meses Gartner introdujo un nuevo concepto el cual llamó SASE (Secure Access Service Edge), lo describió como básicamente la convergencia de las redes, tanto LAN como WAN, con servicios de seguridad como firewall y CASB, todo esto en un modelo de entrega en nube y como servicio. Capacidades de seguridad, como la posibilidad descifrar el tráfico sin la limitación que impone el hardware, junto con posibilidades de identificar los usuarios y a partir de esto establecer políticas empresariales de seguridad, nos ayudan a implementar marcos de referencia de seguridad robustos como el modelo de cero confianza.

Nuevos usuarios podrán acceder rápidamente a una conexión segura con las políticas empresariales que estarán alineadas con las reglamentaciones vigentes para cada vertical de la industria. Nuevas oficinas se implementarán de manera más rápida, al reducir la complejidad de los equipos necesarios en cada una, centralizando la administración y haciendo que una plataforma robusta se encargue de establecer la postura de seguridad del usuario independiente de por donde esté conectándose, ya sea por la red de la oficina o directamente con el servicio SASE.

Otra forma que me gusta para dar a entender el concepto de SASE, es analizando la posibilidad que la nube pública nos da de poner una línea de cyberdefensa más cerca de los datos que del usuario, ahora estamos en la posibilidad de aprovechar la capacidad de cómputo de la nube y las mejoras de las redes (Wifi6, 5G) para poder desplegar un servicio que garantiza seguridad sin apenas impactar la sensación de uso de las aplicaciones por parte de los usuarios.

Según Gartner el 40% de las empresas para el 2024 tendrán estrategias de adopción para el modelo de SASE. Esto nos lleva a pensar en que a mediano plazo y con el impulso en la adopción de soluciones y servicios en la nube, SASE se consolidará como una nueva forma de garantizar 2 necesidades que a día de hoy se mantienen separadas: conectividad y seguridad.

Nueva llamada a la acción

Escrito por Cristian Vargas 1 abril, 2021
Cristian Vargas